Banner Interno2Banner Interno 1Banner Interno3Banner Interno4
  • Inicio
  • | Noticias de Prevención
  • | El Trabajo Nocturno y su Incidencia en la Accidentabilidad

El Trabajo Nocturno y su Incidencia en la Accidentabilidad

Fecha de Publicación: 05/08/2016
Fuente: LPV

Dadas las características humanas, la actividad laboral debería desarrollarse durante el día, con el fin de lograr una coincidencia entre la actividad laboral y la actividad fisiológica. Realizar labores durante horas de la noche, muchas veces es un imperativo¿ para muchas empresas, pero se debe tener especial atención respecto a la accidentabilidad, pues durante la noche se incrementan los riesgos de ocurrencia de incidentes.¿ Los trabajadores por turnos (38,47%) y los que trabajan de noche (10,56%) tienen más riesgo de sufrir un accidente o una enfermedad profesional, según los últimos estudios científicos del Instituto de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de Estados Unidos.¿ De acuerdo con las estadísticas de Positiva Compañía de Seguros de Colombia, en los sectores de vigilancia, salud, transporte e hidrocarburos, el 29,5 por ciento de los accidentes laborales registrados por estas empresas en los últimos tres años; se han producido en horarios nocturnos. ¿Pero, ¿qué ocasiona que en horas de la noche se dé el mayor número de accidentes? ¿El sueño de día es más ligero que el de noche, lo que quiere decir que la persona se despierta con más frecuencia y no descansa en niveles adecuados¿, dice el estudio. Los efectos directos indican que «con la pérdida de sueño, el trabajador se puede quedar dormido en momentos inapropiados, lo que impide al trabajador hacer su tarea de forma segura y eficaz¿. Una persona que no descansa de forma adecuada sufre más cansancio. Ese hecho en el puesto de trabajo es un problema añadido, ¿ya que afecta a la capacidad de concentración. No se presta la atención adecuada y, por lo tanto, se puede¿ tener un accidente de trabajo con mayor facilidad¿. El estudio confirma, por otro lado, que tras una pérdida de sueño «es posible tener períodos breves de sueño que duran varios segundos. Si pasa algo peligroso, el trabajador se puede lesionar¿.¿ Es difícil concentrarse cuando una persona está demasiado cansada y eso aumenta la posibilidad de errores o accidentes. ¿Cuando el individuo se ve obligado a laborar durante la noche, su salud física y psíquica se ve afectada por realizar sus tareas durante el periodo de ¿descanso¿, es decir, durante la noche y dormir durante el día; lo cual disminuye la eficacia reparadora del sueño y aumenta el riesgo en los trabajadores de incurrir en accidentes o enfermedades laborales, explicaron los expertos de la mencionada empresa.¿ Las consecuencias del trabajo a turnos sobre la salud y el bienestar: Trastornos gastrointestinales.¿ Pérdida del apetito. Alteraciones en el sueño. Trastornos nerviosos. Mayor gravedad de los accidentes. Insatisfacción personal en el trabajo. Empobrecimiento de las relaciones sociales familiares. Pérdida de amistades. Dificultad para disfrutar del ocio. Aumenta el número de accidentes de trabajo. Sobre la actividad laboral: Aumento del número de errores. Reducción del rendimiento. Disminución de la capacidad de control. Absentismo. Sin embargo, estos efectos se pueden mitigar siguiendo algunas recomendaciones.¿ Mantener espacios adecuados de trabajo, que tengan una temperatura confortable, en especial si se tiene en cuenta que por la noche suele haber más frío. Mantener la intensidad de la iluminación en las áreas de las empresas en las que se labora en turnos nocturnos. Realizar la rotación en los turnos de la siguiente manera: mañana, tarde, noche, y no a la inversa. Y, por supuesto respetar la duración máxima legal de la jornada ordinaria de trabajo, que es de ocho horas diarias, y 48 horas a la semana. Para los trabajadores, la principal sugerencia es que descanse como mínimo seis horas diarias, apagar los equipos electrónicos cuando vaya a descansar y evitar el consumo de bebidas energéticas y de bebidas lácteas en horarios de trabajo, y de bebidas alcohólicas que pueden afectar los ciclos de sueño